Martes 27-Ene-2015 :: 5:54am

Estoy a punto de rendirme.
Esta tarde he descubierto por un descuido de mi padre que mi madre ha ido al médico, a causa de un bulto en la garganta. Me dice "No te he dicho nada porque sabía que ibas a comerte la cabeza" ¿Y es mejor ocultarme las cosas? Obviamente he pillado un cabreo descomunal. No es la primera vez que me oculta cosas acerca de su salud. Pues claro que me preocupo cojones, eres mi madre, la única persona que de verdad me importa. Tiene que hacerse unos análisis, pero no tiene buena pinta. No me atrevo a escribirl o que creo que es, pero sólo diré que si se confirma mis sospechas, me hundo. Me hundo, y si ella cayera, yo iría detrás. ¿Qué me retiene? Nada, no tengo a nadie más que ella. Si he aguantado tanto ha sido por ella. No quiero pensar en todo esto, pero no lo puedo evitar, son las 6 de lamañana y no he pegado ojo tratando de saber lo que se le estará pasando por la cabeza ahora, llevo todo el día llorando, y sé que este sólo será el primero de muchos. El hecho de que sólo lo sepa yo hace que deba controlar mis emociones delante de mis hermanos. Y se hace muy difícil esconder los ojos rojos y la nariz enmoquecida. Son muchos años y muchas cosas las que nos han pasado, demasiadas y muy fuertes. Sólo quiero que esto termine.
Publicar comentario:
Identidad: