Domingo 1-Nov-2015 :: 12:20am

Un adicto a este diario me dijo que le interesa lo que tengo que contar, y que mi entrada (la entrada del Martes, 20-Oct-2015) le recordó a una persona en concreto. Nunca imaginé que hubiera otro/a filántropo/a que pensase que merece vivir menos que el resto de personas, o al menos que llegase a saber de su existencia.
Esta es una lista de personas por orden de aparición en mi vida a las que escribiré una carta improvisada:
L: Este año prácticamente hemos dejado de ser amigas, o al menos eso es lo que me ha parecido a mí. Pensaba que tú, R1 y M erais lo único que ha estado desde el principio y ha permanecido durante los años, pero hace poco descubrí que solo has sido tú. Me contaste que, cuando se formó el club, R y M1 no me querían dentro, pero que tú les hiciste chantaje diciéndoles que si no estaba yo, tu también te irías. Y yo que pensé que las 4 nos queríamos por igual... se puede decir que yo era la ovejita negra, y que tú me evitaste el dolor entre bastidores. Sin embargo no diste más de ti. Más allá de esas pequeñas cosas, te acabaste beneficiando solo tú de nuestra amistad.
M2: Gracias a mis manías, eres como un ser prohibido. Porque en un mundo sin tecnología, un mundo más humano, no te hubiera conocido (o sí, ¿quién sabe?). Si nunca volvemos a ser tan intensos como lo fuimos hasta hace 2 años, mi recuerdo favorito será aquella vez que te enfadaste con todo el mundo sin razón aparente. Es mi favorito porque, aún conociéndote de casi nada y siendo la primera vez que te veía enfadado, me quedé tranquila y me dije "en nada se le pasará y vendrá a disculparse". Y así fue, pero no sólo te disculpaste, lo hiciste mandando una postal muy, MUY cursi. Fue encantador. Pero lo más raro fue cuando, años después, pensé "¿por qué me da la sensación de que M2 va a llamar hoy?". Y llamaste. Y esa fue una de las muchas veces que adiviné que llamarías. Es como si una fuerza extraña me recordase que existes, por encima de todas las personas.
A1: La reconocí como una época horrible pero, al mirar atrás desde aquí, brilla tanto... Recuerdo el sol más luminoso. Los colores florecían mejor. Podía hacer lo que quisiera con mi tiempo, pero lo gasté compadeciéndome de mí misma. Eres una de las que se acercó, en lugar de mirarme como a un bicho raro. Poco a poco nuestra confianza creció y fui uno de tus paños de lágrimas. No he dejado de quererte como te quería. No imaginé que tú me darías de lado, pero así lo hiciste, y tu excusa fue que aquel día no me acerqué a consolarte cuando llorabas. Por aquel entonces me enfadé, "pero si ni siquiera te vi llorar, Y LO SABES". Y entonces, después de largo tiempo sin hablarnos, me dijiste que me habías mentido y me desvelaste el verdadero por qué de cuando me empujaste lejos de tu lado. Me dejaste en shock, pero recordé que siempre te ha gustado llevar las bromas bastante lejos, y nunca sabré si esa fue una de ellas. Siempre serás un enigma.
A2: Todo lo que tomó conocerte fue aparecer por allí. Me senté en el banco y aparecisteis tú, D1, O y R2. Hacía tiempo que no entablaba una conversación así de agradable con unos desconocidos. Poco después me convertí en parte de vuestra familia, nuestra familia. Fue cuando empecé a expresar mis inquietudes, y ahí estabais para aguantarlas. Tú solo pensabas en estudiar, y ahí estaba yo, preguntándote cosas como "pero, ¿no te dan ganas de dejarlo todo y recorrer el mundo?". Aún no lo sabía, pero estaba sacando al verdadero tú. Poco a poco, palabra a palabra, fui sacando tu A2 espontáneo y alegre. Lo sé porque me lo dijiste. 4 años después, en mis momentos más sombríos, cuando pensé que lo único que podía hacer era aislarme en una cabaña y esperar a la muerte, te dio un arrebato y le dijiste a todo el mundo lo mucho que me querías, y me diste las gracias por convertirte en quien eres ahora. Y no sabes qué empujón me diste. Encontraste las pocas ganas de vivir que me quedaban, y les diste de comer. Gracias por esos dos preciosos años.
S: No puedo decir que te conozco pero, todo lo que he visto en ti, lo he leído en cualquier definición de la palabra "histrionismo" que haya leído. Y he leído unas cuantas. No tú sino lo que tú implicas, junto con D2, me habéis causado cientos de dolores de cabeza. A veces me sentía mal por ti. Parecías sufrir o tal vez de verdad sufrías. Pero, ¿qué es lo que necesitas? ¿Por qué todos? ¿Por qué él? Casi consigues que sepa lo que es el odio, pero igualmente sería útil que hubiera una como tú cada 15km a la redonda.

• 1 comentario:

Anónimo dijo a las 4:56am, el Lunes 16-Nov-2015

Soy el adicto del diario jaja

Fascinante, me gusta asomarme a ventanas de intimidad en las vidas de la gente. Animo con todo :)

Publicar comentario:
Identidad: