Últimos comentarios »
Publicar entrada:

Domingo, 29-May-2016

//9:55am

Últimamente estoy descubriendo que mis leyes internas, mis manías, se pueden derrumbar por sí solas. Gran parte de mi mente ha sido siempre pobremente fundamentada y me entero ahora. Como un castillo de arena. Y los castillos de arena caen en el mar tarde o temprano.
No soy capaz de dejar la mente en blanco y eso me está matando. Necesito un respiro, dejar de absorber y empezar a crear de una vez por todas, y como eso no pase pronto, me temo que desearé la muerte hasta que ésta llegue...
... pero entonces, ¿por qué parece que el universo no para de devolverme a mi antiguo raíl, en el que he viajado siempre durante mi insignificante e infeliz vida, justo cuando intento evolucionar?
Si creyese en el destino, como antaño hacía, diría que hay dos opciones: o se me está poniendo a prueba para que evolucionar me sea difícil pero aún así lo haga, o el camino por el que he ido siempre era el correcto, "el mío". Espero que (si existe el destino) la primera opción sea la correcta.

Miercoles, 11-May-2016

//1:16am

He cambiado mucho, y queria compartirlo.

Vengo a decir poca cosa, que cada año que pasa veo que el amor es lo mas importante, y me distancio mas de la gente que no valora esto. Me encuentro hablando de meditacion y reflexion a gente que lo desecha de su mente instantaneamente porque es demasiado "hippy".

Es curioso porque no tengo nada de hippy, pero hay mucha razon en ese estilo de vida. Tampoco querria decirle a nadie como vivir, pero amar a la gente es una parte esencial de ser feliz.

Creo que acabo de escribir algo que no vale para nada, pero me apetecia compartir algo...

Jueves, 10-Mar-2016

//1:40am

simplemente se feliz....paciencia y el dolor se olvida sabias palabras de un viejo conocido que alla por el 2001 se alejo de mi vida y daría mi propia vida por sentarme a charlar un minuto....entre los terrenales se te extraña...

Viernes, 15-Ene-2016

//12:32pm {1 comentario}

Aprender a dejar que tus emociones te inunden, mirarlas a los ojos y sentir que las entiendes y las respetas es precioso.

Amo todas las emociones, no le veo el problema a estar triste, llorar un buen rato es igual de satisfactorio que reir, cualquier emocion es preciosa a su manera, y ahora me dejo llevar por todas sin problemas, mas bien voy con ellas a donde puedan llevarme.

Aun asi a veces las emociones quieren cosas imposibles. Y soy tan "infantil" que me da verguenza escribir aqui de manera exacta a lo que me refiero, no es ridiculo?

Aqui es precisamente donde deberia escribir sin miedo. Pero bueno, que mas dara.

Sabado, 9-Ene-2016

//8:53pm {1 comentario}

Quizás sea depresión, quizás solamente un tipo de tristeza que ha venido para quedarse o quizás es que no me quedan más emociones. Pero no puedo salir del charco de petróleo. Cuando saco el brazo -y si tengo suerte saco el derecho, que es mi brazo útil-, y consigo sacar quizás la otra mano o un poco de la cabeza, algo tira de mi columna vertebral para abajo y vuelvo a acabar dentro... hasta que no sé donde está la superficie. No se por qué se me creó si mi destino es ser así. ¿Seré algún tipo de broma cósmica? ¿Por qué no paro de hundirme?
Necesito que alguien me lance una cuerda. Aunque sea un hilo de pescar que me dañe. Pero algo. Porque ya no sé en qué dirección está la salida.
Aunque por ser yo la cantidad de ayuda que recibiré es ínfima.

Jueves, 10-Dec-2015

//9:20pm

He descubierto que así como una persona puede no dejar nunca de sorprenderte para bien, también puede hacer todo lo contrario.
Y lo más increíble de todo, es que tú sigues esperando un cambio en esa persona por muchas decepciones seguidas que te cause.
¿Por qué sigues confiando?
Todo se vuelve un gran balde de mierda de decepción. Un agujero negro de decepción. Y se te pega en los zapatos o te absorbe en sus profundidades, caes en un continuo ciclo que se retroalimenta: Cuanto más te decepciona, más quieres creer que ya jamás podrá volver a hacerlo, que ya estás preparada y no te entristecerá...pero no. Nunca estás preparado para una nueva decepción y siempre te rasga con el mismo dolor que la primera.
Qué inutilidad es no poder dejar de confiar en alguien que ya te ha demostrado que no puedes confiar en él.

Domingo, 1-Nov-2015

//12:20am {1 comentario}

Un adicto a este diario me dijo que le interesa lo que tengo que contar, y que mi entrada (la entrada del Martes, 20-Oct-2015) le recordó a una persona en concreto. Nunca imaginé que hubiera otro/a filántropo/a que pensase que merece vivir menos que el resto de personas, o al menos que llegase a saber de su existencia.
Esta es una lista de personas por orden de aparición en mi vida a las que escribiré una carta improvisada:
L: Este año prácticamente hemos dejado de ser amigas, o al menos eso es lo que me ha parecido a mí. Pensaba que tú, R1 y M erais lo único que ha estado desde el principio y ha permanecido durante los años, pero hace poco descubrí que solo has sido tú. Me contaste que, cuando se formó el club, R y M1 no me querían dentro, pero que tú les hiciste chantaje diciéndoles que si no estaba yo, tu también te irías. Y yo que pensé que las 4 nos queríamos por igual... se puede decir que yo era la ovejita negra, y que tú me evitaste el dolor entre bastidores. Sin embargo no diste más de ti. Más allá de esas pequeñas cosas, te acabaste beneficiando solo tú de nuestra amistad.
M2: Gracias a mis manías, eres como un ser prohibido. Porque en un mundo sin tecnología, un mundo más humano, no te hubiera conocido (o sí, ¿quién sabe?). Si nunca volvemos a ser tan intensos como lo fuimos hasta hace 2 años, mi recuerdo favorito será aquella vez que te enfadaste con todo el mundo sin razón aparente. Es mi favorito porque, aún conociéndote de casi nada y siendo la primera vez que te veía enfadado, me quedé tranquila y me dije "en nada se le pasará y vendrá a disculparse". Y así fue, pero no sólo te disculpaste, lo hiciste mandando una postal muy, MUY cursi. Fue encantador. Pero lo más raro fue cuando, años después, pensé "¿por qué me da la sensación de que M2 va a llamar hoy?". Y llamaste. Y esa fue una de las muchas veces que adiviné que llamarías. Es como si una fuerza extraña me recordase que ex[...]
Leer el resto »

Miercoles, 28-Oct-2015

//10:19pm

Cuando ocurre una desgracia -cómo podríamos llamarlo si no- ya no sabemos qué hacer. Resulta demasiado extraño seguir con nuestro ritmo de vida, como si no pudiésemos avanzar porque hay un bache. ¿Qué hacemos? ¿Pasamos por encima? ¿Sigo yendo a comprar por las mañanas, aún cuando sé que tú no podrás pisar una? ¿Sigo hablando sobre actualidad? ¿Llego y saludo a quien sea, saco un tema de conversación recurrente -ahora se habla mucho de la OMS y la carne nueva cancerígena. Hola, cáncer - y hago como si no tuviese un hueco sucio en mi cerebro?
¿O quizás, por el contrario, debo sentarme a observar el bache? Me siento en el suelo, me cruzo de piernas y observo un bache que no me llega ni al tobillo. Pero un bache, al fin y al cabo.
Ya huele a tubería rancia. Ya se ha tornado oscuro. Se puede salir a la luz. Puedo garantizar mi salida. Pero no puedo garantizar la tuya. Necesito que superes el bache conmigo.
Puedo intentar curarte las heridas si te caes, pero no sé curar. Ni siquiera me curo mis heridas, porque me enseñaste a ser demasiado fuerte. A mí se me curan solas.

Sabado, 24-Oct-2015

//10:20pm

Ojalá eso que dicen del destino sea verdad. Que todo lo que ocurre, ocurre por una razón. Que ya está escrito, ya lo teníamos asignado antes de nacer.
Ojalá sea verdad eso del destino. Que no es que te perdiese por idiota, que te perdí porque no eras para mí. Que no te pude querer, por mucho que me quisiste, que no te pude querer porque mi amor tiene el nombre escrito de otra persona. Que no me atreví a hablarte porque no eres para mí.
Que hay ahí una persona, que la hay para mí. Que no la busque, me dicen. Que llegará.
Pues llega entonces, llega y cumple el destino.

Martes, 20-Oct-2015

//7:02pm {1 comentario}

Estaba escribiendo una parrafada, pero sale lo mismo que sale siempre, rabia. Cualquiera que intente ver a través de mi físico, tendrá una idea general: "Esta chica es un poco rara. También es insegura, pero la mayoría lo somos. También parece haber tenido una vida normal. Nada tormentoso ni difícil." Y, en cuanto a salud y recursos, acertarán, pero nunca he sido feliz. Podría contar por qué, pero me pasaría de los 5000 caracteres, y todos los habría escrito la rabia. Y, a menos que seáis como yo, no creo que tengáis la paciencia ni las ganas de leer eso.
En un pequeño resumen, se podría decir que la gente ha sido bastante injusta conmigo, incluyendo a mi familia que, por cierto, son un puñado de pesimistas que nunca se han dejado ayudar y ahora se sienten abandonados por mí (pero créeme, estoy en mi derecho de ser un poco egoísta, ya iba siendo hora). También que soy filántropa, así que puedes pisotearme lo que quieras, que yo te seguiré teniendo aprecio. Además, he nacido con la idea de que, en este mundo, soy un estorbo y tengo menos derecho a vivir que el resto y que por esa razón, estoy gafada. Por esto último, he sido una espectadora de la vida, y apenas he vivido experiencias porque pensé que, al buscarlas, molestaría a alguien. No sé qué es el odio dado que nunca lo he sentido. Si te amo y me haces daño, nunca te dejaré de amar, pero no significa que no me aleje de ti. Siempre me han dicho que soy fuerte emocionalmente. No recuerdo que una sola persona me haya llamado débil. Pero, a pesar de ser fuerte, soy extremadamente sensible. Qué combinación tan curiosa...
No sé hace cuánto. Creo que fue hace unos 3 años, que aprendí a cambiar cosas de mí. Lo que no me gusta, lo cambio. Voy a ser sincera, es difícil hacerlo. Pero LA OSTIA de difícil. Sin embargo, en comparación con que el mundo cambie a tu favor, es realmente fácil, y requiere mucha menos paciencia.
Hay algo que me preocupa mucho, y es que estoy pe[...]
Leer el resto »